carlos@formby.es +626926417

Formby.es

Web Oficial y Blog desde Alhaurín de la Torre

Ayer estuve en la cara oculta de la luna

Acabo de volver a casa. Ayer pude asistir a probablemente el mejor concierto que he disfrutado en mi vida, en Atarfe (Granada).

Al llegar a Granada me dió la bienvenida una pertinaz lluvia que presagiaba lo peor, y un descenso de las temperaturas de mas de diez grados en apenas unas horas. Partimos hacia Atarfe y nos unimos a una caravana que a juzgar por las vestimentas, las calvas y las arrugas de los viajeros, iba para el mismo sitio. El cielo se había aclarado de forma casi milagrosa y al llegar al recinto (cutre, casi tanto como los accesos) nos colocamos en posición para esperar los treinta minutos que aun faltaban para el comienzo.

Nos recibe un decorado bastante simple, o eso creíamos hasta que nos dimos cuenta de que no era tal, sino una imagen fija en una pantalla con un contraste y un brillo que pasaba perfectamente por real, especialmente cuando unos minutos antes de la hora fijada la imagen se pone en movimiento y una mano empieza a trastear con el dial una radio de los años cincuenta. Esto prometía…

The Dark Side of the Moon Live en AtarfeCon puntualidad británica comienza el show y lo primero que impresiona es el sonido. Jamás había oido nada igual en un concierto en directo, y mucho menos al aire libre. El volúmen justo, cada nota, cada matiz perfectamente audible y perfectamente ecualizado. Y comienzan con In the Flesh? de The Wall. En éstas estamos con la mandíbula desencajada mientras se aproxima al final del tema cuando… se va el sonido. La banda sigue como si tal cosa y acaba la canción con el sonido de los monitores. Después para mientras arreglan el problema, que no dura mucho. Apenas un par de minutos.

Siguen Mother del Muro, un homenaje a Barrett con Set the Controls for the Heart of the Sun (del Saucerful of Secrets, 1968) y Shine On You Crazy Diamond (del Wish You Were Here, 1975). Have a Cigar y Wish You Were Here del mismo álbum y ya mas desconocidas para el gran público, Southampton Dock y The Fletcher Memorial Home de The Final Cut (1983).

Aqui hace un descanso para interpretar un par de temas de su carrera en solitario, Perfect Sense (del Amused to Death, 1992) y Leaving Beirut, un single del 2005, mientras la pantalla muestra estupideces tan del gusto del personal como meter en el mismo saco a Bush o Reagan con Pinochet, Stalin o Bin Laden en una historia infantiloide de cuando siendo joven le acogió una familia libanesa. Por un momento creí que iba a criticar a Siria. Pero no, resulta que la culpa la tienen los de siempre, pero la audiencia aplaude a rabiar, asi que debo estar equivocado.

Encima ha empezado a llover a raudales sobre Atarfe con lo que la gente parece agradecer el bajón del ritmo para buscar algo con que cubrirse del chaparrón.

En fin, llega el Sheep de Animals (1977) para terminar la primera parte del concierto, y saca a pasear el cerdo hinchable que se niega a salir volando, en parte porque los espectadores no estaban por la labor y en parte probablemente porque el cerdo estaba empapado de agua y el peso extra no le dejaba despegar (curiosa frase).

Diez minutos de descanso que da tiempo a que pare de llover, mientras que la impresionante pantalla sólo muestra un punto blanco que termina convirtiendose lentamente en una imagen de la luna (imagino que mostrar la cara oculta de la luna tiene complicaciones tanto técnicas como léxicas).

Evidentemente éste era el momento que todos estaban esperando y por el que habíamos viajado desde lejos y nos habíamos puesto chorreando

El disco dura unos 42 minutos, así que imagino que la interpretación íntegra vendrá a durar lo mismo. Es un puro acto de fe, porque juraría que no fueron mas de diez. Y es que esos 42 minutos – aceptémoslo – fueron los tres cuartos de hora mas impresionantes que yo haya vivido en un concierto. Sólo por ellos hubiera merecido la pena el viaje. Y no es únicamente el virtuosismo técnico, que lo hubo, ni la película en la pantalla, que sinceramente no consigo recordar qué proyectaba. Waters y su banda consiguió que los mas de veinte mil espectadores que allí nos encontrábamos entráramos en una especie de trance auto-inducido, porque es obvio que estábamos predispuestos de antemano, lo cual en mi juicio es una dificultad añadida.

Por destacar algo, que ya es difícil, The Great Gig In The Sky y Any Colour You Like fueron antológicos, quizás porque si bien mínimamente fueron los momentos en lo que se permitieron mas licencia creativa.

Para acabar hicieron el teatro tan de moda desde hace años de pretender que se iban cuando todos sabíamos los temas que les quedaban por interpretar, y de un tirón acabaron varios temas de The Wall: The Happiest Days of Our Lives, Another Brick in the Wall (Part II), Vera, Bring the Boys Back Home, y Comfortably Numb.

Ni un solo tema más de lo previsto, y se despidieron. Casi tres horas que pasaron en un suspiro y más que satisfechos, y vuelta al hotel.

  • Personalmente hubiera preferido quizá algo menos de The Wall y algo del Meddle, por ejemplo, y no hablo del Atom Heart Mother porque parece haber desaparecido del catálogo de los Floyd desde hace años, pero es cuestión de gustos.
  • No termino de acostumbrarme a que discos cuya audición sea algo tan personal sean cantados por miles de personas al unísono.
  • Se rumoreaba que Scorsese estaba presente para filmar al menos parte del concierto, pero estoy seguro que en lo que se refiere a recintos la gira habrá pasado por lugares mas apropiados.
  • Normalmente no me gustan las interpretaciones en directo que suenan idénticas al original. Espero que se permitan variaciones en la ejecución, pero hay veces que el original, como en este caso, alcanza tales niveles de perfección que el mas mínimo cambio empeora el resultado.

15/09/08: Añado el mejor video que he visto del concierto, gentileza de Tajavinagre, que tiene la mejor documentación gráfica que he visto del espectáculo:

4 Comentarios

  1. Pingback: meneame.net

  2. limón

    Has descrito lo mismo que yo senti, exceptuando que no se si lo sabes, una panda de salvajes le clavarón un cuchillo al cerdo lo desinflaron y luego se hicieron chubasqueros con él, una verguenza, en youtube estan los videos, Waters se habra llevado la peor impresión del mundo de nosotros. Saludos!

    Responder
  3. Arroyero

    Limón,

    Pues gracias, a pesar de estar relativamente cerca del escenario, delante de la torre de mezclas, no me percaté del sabotaje. Dicho queda, pues, y sin palabras para definirlo.

    Saludos y Gracias de nuevo por tu aportación.

    Responder
  4. Pazo

    Hola, soy uno de los componentes de Tajavinagre que estuvimos en el concierto. Lo primero agradecerte tu comentario acerca de nuestros videos y fotos, lo hacemos lo mejor que podemos.

    Por otra parte, te invito a visitar la entrada sobre el concierto de Roger Waters en Barcelona en Abril de 2007, al que tambien tuvimos la fortuna de poder asistir. Aqui te dejo el enlace, a ver si tambien te gustan estas fotos.

    http://www.tajavinagre.es/archives/151

    Un Saludo

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *