carlos@formby.es +626926417

Formby.es

Web Oficial y Blog desde Alhaurín de la Torre

Martin Rushent (QEPD)

El fallecimiento de Martin Rushent el pasado 4 de Junio no ha sido una noticia esperada. Con solo 63 años, Rushent era fácilmente una de las pocas personas responsables de que la música actual fuera tal y como la conocemos hoy mismo.

A principios de los 70, con apenas veintipocos años, ya era un ingeniero de sonido que ponía su sabiduría al servicio de varios artistas de los mas diversos estilos musicales, pero con una querencia por el rock progresivo de Gentle Giant. De hecho, participó en varios de sus trabajos de esa época – Acquiring the Taste (1971), Octopus (1972), o Three Friends (1972) – y su buen hacer le llevó a participar en uno de los mejores trabajos de la Premiata Forneria Marconi (The World Became the World, 1974), Snafu o el Banco del Mutuo Soccorso. Otros grupos que se beneficiaron de su talento fueron los Fleetwood Mac o la todopoderosa en esa época Shirley Bassey.

Pero el gran salto lo dió cuando le confiaron el lanzamiento de una banda inglesa desconocida que había hecho de teloneros de los Ramones o Patti Smith: The Stranglers. Fue el impulsor de su carrera desde su primer disco, Rattus Norvegicus (1977) y tambien de los musicalmente mucho mas interesantes y menos conocidos Buzzcocks (Another Music in a Different Kitchen, 1978), la banda de Billy Idol Generation X o Madness (One Step Beyond, 1978).

No solo fue (parcialmente) responsable del sonido prog rock de principios de los setenta sino que dio carta de naturaleza al punk que lo sustituyó, y fue de los primeros en darse cuenta de que como tal el punk en su forma mas pura tenía poco recorrido y que su supervivencia dependía de encontrar una evolución, una puerta de salida que ya se vislumbraba en los primeros Madness y produjo alguno de los primeros singles de XTC, Los Altered Images, las Go-Go’s y, sobre todo, el primer álbum de los Human League, Dare! (1981), un LP seminal en el que ya estaban presentes los elementos que se harían omnipresentes en la década de los 80.

1 Comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *