carlos@formby.es +626926417

Formby.es

Web Oficial y Blog desde Alhaurín de la Torre

La Mas Mejor del 2008

Tengo varias reseñas pendientes de clásicos musicales que irán saliendo próximamente, pero antes que nada quería mencionar la película que mas me ha impresionado del año pasado. He titulado la entrada de forma rimbombante y evidentemente falsa ya que ni por asomo he visto todas las películas que se han estrenado. Sin embargo, de vez en cuando aparece una que deja te deja huella y con ganas de volver a verla una y otra vez. Ni siquiera ocurre cada año. Yo mismo me sorprendí al emocionarme viéndola porque me pilló desprevenido. Sin más, ésta es mi elección:

La segunda entrega de Nolan no solo es muy superior a la primera, sino que a mi gusto se ha convertido automáticamente en un clásico que se usará como referencia en los años venideros. Consigue trascender el género en el que se inscribe para alcanzar un nivel superior en el que las etiquetas se difuminan. No es casualidad que por primera vez en la saga no se usa el nombre del protagonismo en el título de la película.

Estoy convencido de que ésta era la película que quería hacer Nolan desde el principio, pero no tenía mas remedio que realizar la primera a modo de introducción si quería borrar del subsconciente las entregas anteriores. Su estilo rompedor quedó patente en Memento (2000) pero su talento y su habilidad para crear ambientes opresivos no se comprobó hasta Imsomnia (2002), la que consideraba su obra cumbre hasta este año y con la que El Caballero Oscuro comparte mas de un elemento. No deja de ser curioso que mientras el elemento perturbador de la primera fuera la luz cegadora y constante en ésta sea la noche y las sombras, tanto visuales como morales, las que cobran protagonismo. El guión, prodigiosa obra de relojería en la que cada pieza parace encajar necesariamente en su lugar, y la banda sonora de Newton Howard y Hans Zimmer no hacen sino destacar las virtudes de esta grandiosa película.

Mucho se ha hablado de la interpretación de Ledger, y probablemente se alce con el Oscar de este año, a no ser que las normas impidan darlo a tículo póstumo, algo que no se, pero siento cierta aprensión a reconocer los méritos interpretativos de alguien cuya función es hacer de excéntrico. Además, no puedo evitar recordar a Alex (Malcolm McDowell) de La Naranja Mecánica (1971) como antecedente mas inmediato.

Nunca he sido especialmente fan de Batman (mi infancia fue mas marvelesca), pero cometeríais un error si os dejárais influir por vuestros gustos u odios y os perdiérais esta obra maestra, mas cernada a las tragedias griegas que a los superhéroes contemporáneos.

2 Comentarios

  1. hdimassimo

    Coincido contigo al 100%. Sin embargo, en mi entrada de hoy no la he reflejado (por olvido). Esa sería, sin duda, la película de 2008 que más me ha gustado con diferencia. Las que he plasmado en el blog, son las que he visto en casa en DVD, de otros años.

    Responder
  2. Tracy Lord

    No había pensado en verla, ya que las anteriores películas de Batman tampoco me dejaron muy allá… pero ya que la presentas de esa manera, creo que la daré una oportunidad!

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *