carlos@formby.es +626926417

Formby.es

Web Oficial y Blog desde Alhaurín de la Torre

Cita en St. Louis

Sally Benson (1897-1972) fue una escritora norteamericana especializada en relatos cortos que solían girar alrededor de su infancia y juventud en la ciudad de St. Louis. Tambien allí situó el guión de la perturbadora Shadow of a Doubt (La Sombra de Una Duda, 1944) que Hitchcock llevó a la pantalla, y firmó algún que otro guión de gran éxito como Viva las Vegas (1964) o Anna and The King of Siam (1946), por el que fue nominada a un Oscar, pero su fama en Estados Unidos se debió a una serie de columnas de tinte costumbrista, en gran parte auto-biográficas, que transcurren en St. Louis en la época de la celebración de la Exposición Universal en 1904.

Estos artículos de publicación semanal llamaron la atención de la MGM que en aquellos tiempos – 1943, en plena Segunda Guerra Mundial – buscaba escapismo fácil para sus películas y esta serie de relatos alegres en una ciudad preparándose para un evento que marcaría la entrada en el siglo XX era una excusa perfecta.

Minnelli convenciendo a una Garland con cara de pocos amigos

Arthur Freed, el jefe de musicales de la MGM, se puso manos a la obra y eligió a Vincente Minnelli, que en aquel entonces tenía relativamente poca experiencia, asi que para compensar, contactaron a una de sus estrellas del momento, Judy Garland. Lo de contactar es un eufemismo, dado que en aquella época los actores estaban en nómina de los estudios y hacían lo que se les decía. Sin embargo, Garland había llegado ya a un punto de fama en que tenía cierta libertad para rechazar guiones.

Y a la Garland no le hizo ni pizca de gracia el ofrecimiento: Estaba mas que harta de hacer papeles de adolescente en musicales de bajo presupuesto, y ya había cumplido los ¡21 años!

Y allá que se va Minnelli a intentar convencerla de que ni la pelicula ni su papel eran los habituales. No se sabe qué argumentos utilizó (en comparación con Garland Minnelli era un don nadie en aquella época) pero la cuestión es que termina no sólo convenciéndola de que haga la película, sino también de que salga con él y terminan casándose poco después del estreno (el segundo matrimonio de ella). La foto del rodaje habla por si sola pero ésa es otra historia…

Con la ayuda de Sally Benson en la ambientación de la época y con las canciones de la pareja Martin & Blaine, a pesar de sus diferencias con Freed, la producción se llevó a cabo (a pesar de las desapariciones habituales de la Garland) y terminó convirtiéndose en el mayor éxito de taquilla de la MGM hasta entonces, detrás de Lo Que El Viento se Llevó (Gone With The Wind, 1939).

Meet Me in St. Louis marcó el comienzo de la edad dorada del musical de la MGM (y del departamento de Arthur Freed) y aunque con el paso de los años se ha convertido en un clásico en su momento la MGM no sabía muy bien que hacer con ella. De hecho, en la carrera de los Oscars prefirió promocionar el drama Luz de Gas (Gaslight) con Charles Boyer e Ingrid Bergman. Aun asi, fue nominada a cuatro estatuillas (sin ganar ninguna). Minnelli se convirtió en el icono de una nueva forma de hacer musicales y Garland hizo su papel mas importante después de El Mago de Oz (The Wizard of Oz, 1939) de cinco años atrás y le abrió las puertas de la fama, ya como mujer. Vamos, que todos salieron ganando, pero sobre todo los espectadores de esta deliciosa comedia musical.

Videos:

– The Trolley Song, rodada en una sola toma con el ya habitual dominio de Minnelli de los colores y de los movimientos corales. Prestad atención a los vestidos, copiados directamente de catálogos de sastres de la época que, recordemos, reflejan la realidad de sólo cuarenta años antes.

– Have Yourself a Merry Little Chistmas, probablemente el tema mas conocido de la película, cuya letra en parte es debida a Garland, dado que se negó a usar la letra original (“It May Be Your Last”) al considerarla cruel para cantarla a una joven Margaret O’Brian, años antes de hacer Mujercitas (Little Women, 1949). ¿Es mi imaginación o es visible el amor que Minnelli sentía por Garland en la forma de tratarla?

Otros artículos de la misma serie:

  1. Melodías de Broadway 1955
  2. Dinero Caido del Cielo
  3. Cita en St. Louis

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *